Resúmenes. Tesis de Maestría en Salud Materno Infantil. UNC.

Perfil del Estado de Salud de niños de zonas urbano-marginales, ingresantes al nivel inicial. Córdoba. Capital. 1997.

Autora: Médica Esther Sánchez Dagum de Sica.

Resumen. 

Este estudio se realizó en 6893 niños ingresantes al nivel inicial, en las 38 Escuelas Municipales de la ciudad de Córdoba, se estudiaron las fichas médicas correspondientes a los años 1993, 1994, 1995 y 1996.

Las características del estudio son eminentemente descriptivas de las condiciones de salud que manifiestan estos niños ingresantes al Jardín de infantes de escuelas ubicadas en zonas urbano-marginales de la ciudad de Córdoba.

De 8565 niños matriculados, sólo se tomaron 6893 (80,5%) y 1672 (19,5%) no fueron incluídos en el estudio por ausencia el día del examen o por deficiencias en el llenado de las fichas médicos-pediátricos. La edad promedio de la población estudiada, es de 5,5 años de edad, y no hay predominio de un sexo sobre otro.

Las patologías que se presentaron con mayor frecuencia fueron las bucodentales, 2795 (40,54%), la de nariz garganta y oído 2338 (33,92%), las de piel y faneras, 1685 (24,45), de alta prevalencia en el 1° año del estudio y en descenso en los subsiguientes y las cardiovasculares, 1367 (19,83%).

Menor frecuencia de presentación se observó, en las patologías Fonoaudiológicas 774 (11,23%), Respiratorias 760 (11,02%), Osteomioarticular 612 (8,8%), Neurológicas 373 (5,41%), Oftalmológicas 239 (3,47%) y Abdominales y Endocrinológicas 141 y 34 respectivamente (2, 04% y 0, 49%). La cobertura de vacunación fue completa, ya que el 53,2% de los niños tenían el esquema completo, los restantes (46,8%) fueron vacunados in situ.

Solo 1025 niños o sea el 14,9% no presentaron patologías al momento del examen, 2000 (29%) una patología, dos el 30 % de los niños o sea 2065, tres patologías 1198 (17,4%) y cuatro patologías 462 niños (6,7%). Estas cifras indican la importancia del examen de salud escolar en el nivel inicial, pues se parte de la premisa que los niños que concurren a la escuela son presuntos sanos y se ha demostrado en este estudio que un bajo porcentaje cumplía con esta condición.

Las alteraciones del crecimiento y desarrollo se analizaron, en un capítulo aparte, dada la importancia que se le asigna a este tema.

Se evaluaron los indicadores de peso y talla para la edad teniendo como referencia las tablas nacionales. (7). Se clasificación los hallazgos de la siguiente manera:

a)     Sin alteraciones en el crecimiento y desarrollo, peso y talla para la edad, 5954 niños (86,38%).

b)     Peso y talla para la edad por debajo del Percentil10 y Percentil 3 respectivamente: 227 niños (el 3,29%).

c)     C) Baja talla para la edad por debajo del Percentil3: 118 niños, el

1, 71%.

d)     Bajo peso para la edad por debajo del Percentil 10: 404 niños, 5, 86 %.

e)     Peso y talla superior a los Percentiles 90 y 97 respectivamente: 190 niños (2, 76%).

No se detectaron diferencias por sexo para los criterios de clasificación a,b,c, y e; siendo más que significativa la diferencia para el criterio d”Bajo Peso para la edad”, donde el porcentaje de niñas fue el 7,28% (243 en números absolutos) y para los varones del 4,52% (161) lo que tendría posiblemente relación con formas culturales en la distribución de alimentos en estas comunidades.

Se tomaron también los criterios b,c y d, (749 niños) para relacionarlos con la presencia de otras patologías asociadas o no con el crecimiento y desarrollo, y se verificó, que en los niños con bajo peso para la edad se incrementaba la presencia de una, dos o, más patologías relacionadas especialmente, bucodentales, de nariz, garganta y oído y piel. No ha podido investigarse en este estudio la relación de trastornos en la nutrición con alteraciones en la conducta y el aprendizaje, por problemas en los registros profesionales.

Concluimos que en la modalidad del examen clínico-pediátrico en la escuela y en las condiciones que lo realiza el programa de salud escolar Municipal, es sumamente útil y beneficioso. No solo porque es posible a través del mismo detectar niños con patologías, sino porque además, las acciones de salud, deben, en estas comunidades, acercarse adonde vive la gente, como pilar fundamental de la Atención Primaria de Salud.

 


Maestría en Salud Materno Infantil. Web: http://master.fcm.unc.edu.ar
E-mail: maestria_smi@fcm.unc.edu.ar