Entrevista con el Doctor Fabián Secchi, docente invitado de la Maestría en Salud Materno Infantil y Director de la Maestría en Bioética de la Facultad de Ciencias Médicas, UNC.

El Enfoque Etico de la familia actual.

-¿Para qué está la familia?. ¿Cuáles son los cambios fundamentales que se han producido en la constitución de la familia actual?.

Primero, hay que enfocar el tema analizando cuáles eran las funciones tradicionales que tenía la familia e identificar los cambios que modificaron dichas funciones. La familia tenía cuatro funciones clásicas típicas: la procreación, la manutención, la educación y la socialización. Eso permitía que los miembros se desarrollaran en plenitud dentro del ámbito de la familia. Con el correr del tiempo se fueron modificando mucho de estos aspectos debido a los cambios que se produjeron en la sociedad. El primero fue la primera revolución industrial, el reemplazo de la fuerza humana por la máquina. Esta hizo que la gente saliera del ámbito de la familia y se trasladara al lugar de trabajo donde estaba la máquina. Empezó a hacer otros contactos e intercambios, ya había necesidad de educarse y socializarse fuera del ámbito de la familia. Entonces poco a poco la familia fue perdiendo esa coherencia original. Quedó el tema de la manutención, la crianza, la alimentación de los hijos, pero debido a que todos los integrantes de la familia tuvieron que salir afuera por cuestiones económicas, la  función de manutención quedó de lado. La segunda revolución, fue la cibernética que reemplazó el cerebro humano por la máquina y la tercera revolución sustituyó al hombre como productor de vida. Surgió la posibilidad de que nazcan niños sin la presencia de nadie (clonación y la reproducción humana asistida), donde la función de procreación de la familia también cambió. Entonces uno se pregunta si se perdieron esas funciones tradicionales:¿para qué está la familia?, aparentemente solo queda lo parental, lo consanguíneo, la adopción o la filiación.

Originalmente la familia era una estructura religiosa, después se transformó en civil y finalmente en una estructura legal. Pero ahora las cosas están cambiando, me pregunto si son nuevas formas de familia o vaya a saber que son ahora las familias. En julio de este año en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se aprobó la unión civil entre homosexuales y en muchos países como España estas leyes ya están vigentes. Porque en realidad la unión civil entre personas del mismo sexo nunca fue prohibida y sabemos que todo lo que no está prohibido, está permitido. Y bueno ahora están surgiendo estas nuevas formas de unión civil que pero están vigentes en nuestro país. Porque hasta ahora en nuestro país vivimos en un país democrático, pluralista, hay muchas líneas de pensamiento, filosóficas y éticas y no se puede legislar para un solo grupo.

-Desde un enfoque bioético ¿cuáles son los argumentos para que la sociedad pueda aceptar la inclusión de estas nuevas formas de familia como las uniones civiles del mismo sexo?.

Partimos de la base de que en los grupos hay amigos morales y extraños morales. Los primeros tienen una misma estructura de pensamiento y de moral que se contrapone a los segundos, los extraños morales que tienen principios morales totalmente distintos. La bioética abrió un espacio de reflexión, de debate, pluralista, democrático, donde cada uno se puede expresar libremente. Lo único que pedimos es que cada expresión sea hecha con fundamentos y sea defendible al momento del debate. Esto es parte de la tolerancia, eso no quiere decir que uno no esté de acuerdo, pero es parte de la realidad y no se puede negar. Porque no hay olvidar que vivimos en una sociedad libre. Tengo que aprender que hay otras personas, que no soy único en el mundo, que esa otra persona puede ser distinta a mí y que tiene los mismos derechos que tengo. Tenemos que aprender a respetar la opinión de los demás y aprender a convivir con ellos. Es lo que hoy nos exige la sociedad para desarrollarnos como personas. Ahora la cuestión es: ¿imponer la fuerza de la razón y no la razón de la fuerza?. Porque cuando uno ya no puede imponer las cosas por la fuerza de la razón y echa mano a la razón de la fuerza, allí se complican las cosas. Hay mucha gente que se quiere sacar de encima a Dios y sus estructuras pero no ha aprendido a vivir sin ellos. Pareciera que mucha gente está atentando contra las estructuras naturales de la familia, pero nace, se desarrolla, vive y muere en una familia. Aunque ahora muchas veces se muere en terapia intensiva, lejos de la familia. Se ha perdido hasta la dignidad de la persona al momento de morir, no la dejan morir su propia muerte.

-¿Qué elementos son necesarios para que la sociedad se vuelva más tolerante?.

Para que la sociedad se vuelva más tolerante es necesario que haya una transformación en la línea de pensamiento de cada persona. A veces se producen cambios en lo exterior, pero eso no representa una verdadera transformación integral de la persona. El cambio viene desde el interior de la persona. Creo que ese es el aporte de la bioética, una transformación desde el pensamiento, creando un espacio de reflexión, de debate, reconociendo cuando estamos equivocados, sabiendo elaborar propuestas y aportando ideas que sumen. Lo ideal es provocar un impacto transformador en las formas de vida de las personas. Y esta es la única manera de transformar la sociedad. La bioética es una disciplina práctica, porque si no tiene aplicación en la realidad, no sirve. La bioética tiene que responder a las inquietudes de la gente, porque es muy simple: ¿quienes son los donantes?: la gente; ¿quienes tienen problemas con la anticoncepción?: la gente. De nada sirve que nos reunamos en un claustro académico a debatir cosas que no tienen aplicación en la realidad. La bioética no es para hacerla detrás de un escritorio, sino para aplicarla en la realidad. La idea es que a través de la bioética, la gente sepa lo que cree y por qué cree y también por qué no cree. Y esto se logra aprendiendo a debatir, respetando al otro, aunque uno no comparta sus opiniones o su forma de pensar.

-¿Qué responsabilidad tiene el Estado en los cambios producidos en la familia actual?.

Creo que lo primero que tendría que hacer el Estado es dar un marco regulatorio a lo que podríamos llamar nuevas instituciones como es el caso de la unión civil de homosexuales. La ley tiene que regular la realidad, establecer las pautas, como se va a regular, cuáles son sus alcances. Incluso ahora que se está aceptando la unión civil, hay que tener en cuenta que se están generando otras cuestiones como la jubilación, la obra social o la posibilidad de tener o no hijos. Pero para regular estos temas lógicamente hay que hacer un debate social, aportar muchas ideas y asumir los cambios que se están produciendo.

-¿Cuál es la responsabilidad de los medios de comunicación en los cambios producidos en la familia actual?.

Creo que la responsabilidad de los medios no es nada especial ni distinta a la que tiene cualquier ciudadano en un país democrático como el nuestro. Creo que más que informar hay que formar a los ciudadanos, porque informar es tener una persona que habla y otro que escucha, sin intercambios. Creemos que la finalidad fundamental de los medios es la formación, porque de alguna manera son los formados de pensamiento ya sea en forma positiva o negativa. Creo que no existe eso de la información objetiva, cada uno le pone lo que lleva adentro. Informar es una acción humana y como otra acción humana va toda la persona integral en la información que produce.

(*) Dr. Fabián Secchi.

Docente invitado de la Maestría en Salud Materno Infantil de la Universidad Nacional de Córdoba.
Director de la Maestría en Bioética. Facultad de Ciencias Médicas. Universidad Nacional de Córdoba (UNC).
Director del Departamento de Bioética de la Facultad de Ciencias Médicas. UNC.
Miembro Titular del Comité de Etica e Investigación en Seres Humanos. Facultad de Ciencias Médicas.  UNC.
Profesor de Medicina Legal. Facultad de Ciencias Médicas. UNC.
Profesor Titular de Medicina Legal de UNLAR (Universidad Nacional de La Rioja).

Entrevista: Lic. Rosana A. Guerra.  

 


Maestría en Salud Materno Infantil. Web: http://master.fcm.unc.edu.ar
E-mail: maestria_smi@fcm.unc.edu.ar