Quienes somos 
Objetivos
Destinatarios
Staff docente
Plan estudios    
Noticias
Red Nacional
Temas
Eventos
Links
 Inicio
Anterior
Siguiente

 

Resúmenes. Tesis de Maestría en Salud Materno Infantil. UNC.

Tesis Mortalidad Materna. Propuesta de la Constitución de un Comité Provincial de Mortalidad Materna su reglamentación y el documento base de recolección de datos, como herramienta necesaria para conocer y analizar cada una de las muertes maternas en la Provincial de Córdoba.

Autor: Dr. Ricardo Glauco Rizzi.

Fecha de presentación: diciembre 1995.

Resumen.

La mortalidad materna es una tragedia ignorada, y así es porque sus víctimas son personas ignoradas, las que menos pueden influir en la forma en que se van a distribuir los recursos naturales, son los pobres, los campesinos, y sobre todo, las mujeres. Esta reflexión que pertenece a Mahler, ex director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), es una pintura de la realidad de este flagelo universal, con casi exclusivo predominio en los países subdesarrollados. Retrata no solo una condición de la salud materna y las características de los servicios médicos de una población, sino también de las condiciones sociales, culturales y hasta políticas de la sociedad.

Un reporte de la OMS del bienio 1990-1991, explicita que en el mundo mueren 1370 mujeres diariamente por factores relacionados con el embarazo, parto y puerperio. Esto significa una pérdida de vida de mujeres jóvenes del orden los 500.000 por año. Resulta importante destacar que de estas 500.000 muertes maternas, el índice de mortalidad en los países subdesarrollados es 200 veces mayor que en las naciones industrializadas, representando una de las mayores disparidades entre ricos y pobres. Estas muertes maternas están directamente relacionadas con las distintas tasas de natalidad del mundo. Mientras los países desarrollados tienen el 14% de los recién nacidos del planeta, Asia Meridional aporta un 41%. De la misma manera, este último continente tiene una tasa de 59 % de muertes maternas estimadas, contra el 1% en los países desarrollados. Algunos datos parciales son reveladores y producen pánico y vergüenza de sólo leerlos. Cuando Finlandia, Suecia, Canadá y Holanda denuncian 4 muertes maternas por 100.000 nacidos vivos, se estima para Nigeria y Somalía una tasa de 1000 muertes maternas por 100.000 nacidos vivos.

En el mundo entero más de 100 millones de actos sexuales tienen lugar diariamente. De ellos 910.000 terminan en concepciones y 350.000 en enfermedades de transmisión sexual. Cerca del 50% de las concepciones no son planeadas y de éstas el 25 % definitivamente indeseadas. Aproximadamente 150.000 embarazos indeseados se interrumpen diariamente mediante el aborto inducido. Un tercio de esos abortos se realizan en condiciones de alto riesgo y en un ambiente adverso desde el punto de vista social y legal, produciendo cerca de 500 muertes maternas por día. 1370 mujeres mueren diariamente por factores relacionados con el proceso de su ciclo reproductivo, embarazo y parto.

La conferencia internacional “Maternidad sin Riesgos” realizada en Nairobi en 1987, estableció cuatro aspectos estratégicos interrelacionados para disminuir la mortalidad materna. La igualdad de la mujer, cuidados de la embarazada a través de la atención primaria, cuidados obstétricos esenciales en el primer nivel de referencia para las mujeres en riesgo, la planificación familiar.

A su vez, la República de cuba, tuvo una espectacular baja en las tasas de mortalidad materna, merced a varios programas que conjuntamente influyeron en el éxito. Estos programas fueron:

Disminución de la tasa de natalidad, disminución de la tasa de fecundidad, aumento del parto institucional, aumento de las consultas prenatales, creación de más de 150 hogares maternos. Educación sexual, establecimiento de normas técnicas, integración de servicios, preparación psicofísica para el parto, atención primaria que incluye al médico de familia, atención en salud mental prioritaria a la embarazada, formación y superación de los recursos destinados a atención materno infantil, desarrollo de investigaciones relacionadas con la esfera materno infantil.

Con estas medidas la mortalidad materna en Cuba tuvo un descenso desde 47,7 pro 100.000 nacidos vivos en el año 1979 hasta 26,2 en 1989 y continúa bajando hasta ahora. En la República Argentina las tasas de mortalidad materna, vergonzosas para un país que desde hace décadas  tiene un 99 por ciento de parto institucional, también pueden y deben bajar atadas a programas eficientes, completos, científicos y realistas como los que se mencionan más arriba.


Maestría en Salud Materno Infantil. Web: http://master.fcm.unc.edu.ar
E-mail: maestria_smi@fcm.unc.edu.ar