Resúmenes. Tesis de Maestría en Salud Materno Infantil. UNC.

Investigación Evaluativa sobre condiciones de eficiencia de servicios de internación materno-infantiles de la ciudad de Córdoba.

Autora de la Tesis: Lic. Bonifacia Colman.

Fecha de presentación de la Tesis: Marzo de 1996.

Resumen.

El objetivo fundamental de la presente investigación evaluativa fue conocer el Nivel de Eficiencia de los Servicio Materno Infantiles de la ciudad de Córdoba y correlacionar dichos resultados con la situación económico-social por la que atraviesa la Provincia de Córdoba y su repercusión en la atención hospitalaria que se brinda a la madre y el niño.

La investigación se llevó a cabo en el Hospital Materno Provincial y el Hospital de Niños, considerando que ambas instituciones actúan como hospitales de referencia, se encuentran en la ciudad de Córdoba y ofrecen servicios de alta complejidad. El protocolo o proyecto de investigación fue realizado entre los meses de julio y agosto de 1995 y en setiembre del mismo año, se llevó a cabo la selección y entrenamiento de los encuestadores.

Al instrumento de recolección de datos (cuestionario encuesta y guía de observación) luego de ser sometidos a prueba fueron re-elaborados antes de ser aplicados. La recolección de los datos estuvo a cargo de diez encuestadores y un supervisor. Los encuestadores también actuaron como observadores.

Una vez realizada la depuración de los datos e informaciones recogidas, se elaboraron las tablas y gráficos correspondientes y se procedió a su interpretación.

Los resultados de cada hospital y los comparativos entre ambos revelaron que las Condiciones de Eficiencia estudiadas apenas llegaban al 50% de eficiencia, lo que los ubica en un nivel insatisfactorio. Los rubros que revelaron mayor déficit fueron en orden decreciente: actividades programadas, con un 83% de déficit, equipamiento con un 61%, Personal con un 60%, Interrelación entre Niveles y Servicios con un 40% y por último Planta Física. Al realizar una indagación más profunda de cada variable estudiada, observamos que en ambos hospitales se trabaja con demanda espontánea de enfermos y no por oferta de servicios, ni actividades programadas. El objeto de atención es el paciente enfermo y no el cliente, la familia o la comunidad sana. Si bien ambos Hospitales declaran realizar actividades de fomento de la salud y prevención de las enfermedades, la realidad revela la priorización del modelo curativo por sobre el preventivo. La docencia que se desarrolla en dichos hospitales corresponden a las Universidades: Nacional y Católica, no existiendo programas de educación continua para el personal de planta, ni para la clientela.

La investigación que desarrollan sólo se basa a aspectos clínicos y terapéuticos médicos, relegándose los problemas administrativos y técnicos de la atención de salud.

El rubro Equipamiento presenta un déficit que supera el 60 %, probablemente este hecho guarde relación con la situación socioeconómica de la provincia de Córdoba, aunque puede soslayarse la opinión del personal de nivel operativo que manifiesta que el personal de conducción reciba capacitación en administración sanitaria, con el objeto de conocer las técnicas adecuadas para maximizar los recursos, utilizándolos en el momento necesario y en la forma adecuada.

El rubro Personal presenta, en tercer término, un déficit que fluctúa entre un 40% a un 80%, según los distintos servicios estudiados. Si desglosamos este rubro vemos que el personal más afectado lo constituye enfermería. En el Hospital de Niños se le asigna a cada enfermera la atención de 12 a 16 pacientes por turno (en los servicios estudiados), mientras que la Administración en Enfermería aconseja que cada enfermera pediátrica debe atender entre 3 a 4 niños por turno. Si lo comparamos con el plantel médico, observamos que existen 2.2 médicos por cada enfermera, cuando en la realidad debería existir 1 médico por cada 5 enfermeras. Esta situación nos induce a pensar que quienes ejercen la conducción del Hospital no conocen los métodos de cálculo de personal, o lo que es peor: ¡no saben Administración de Servicios de Salud!.

Más adelante curiosamente observamos que aún cuando los médicos superan los niveles cuánticos establecidos, escasamente cumplen con el 47 % de los procedimientos que le son asignados, mientras que enfermería con el déficit cuántico que presenta logra cumplir, con mediana efectividad, el 46 % de los procedimientos que le son propios.

No existe conciencia de trabajo en equipo como se evidencia en el 60 % de déficit en Interrelaciones entre Niveles y Servicios en la Maternidad Provincial, el que disminuye ostensiblemente a un 22 % en el Hospital de Niños. Al respecto los mismos médicos afirman: “los pediatras somos los únicos clínicos que realizamos una medicina socializada y trabajamos con la familia” es probable que por eso buscan ayuda y apoyo en colegas otros profesionales para llegar, lo más rápidamente posible a un diagnóstico y comenzar el tratamiento y al mismo tiempo contar con los datos necesarios para poder informar a los padres sobre la condición de los niños, y disminuir en ellos los niveles de ansiedad.

Por último, en los dos Hospitales estudiados la Planta Física obtuvo un nivel de eficiencia de un 65 % en la Maternidad Provincial y de un 50% en el Hospital de Niños. Por el puntaje obtenido deducimos que la Maternidad Provincial, con todas las reformas realizadas el año anterior, aún se encuentra en un nivel insatisfactorio, el que se convierte en crítico en el Hospital de Niños. Esperemos que este último con la pronta inauguración del Nuevo Hospital de Niños solucione parte de los graves problemas edilicios detectados.

En términos generales, los resultados de la investigación revelan no sólo la influencia de la crisis socioeconómica en el sector salud (su organización y desarrollo), sino que también manifiesta el predominio del modelo productivo de atención médica (eficiencia a través de la alta complejidad, sin considerar cobertura), en detrimento del modelo distributivo, que preconiza amplia cobertura, baja complejidad y utilización de tecnologías apropiadas a un costo que el país pueda soportar (principios básicos de APS), que en la actualidad pareciese no tenerlo en cuenta las autoridades Ministeriales, ni la conducción de ambos Hospitales.

Consistente con el modelo enunciado, la hegemonía médica persiste y se afianza cada día más, aún en los peores momentos de la crisis. Creemos que el análisis de las competencias e incumbencias médicas y de enfermería no deben dilatarse, ya que solo así se sabrá con certeza, qué funcionen le corresponden a cada uno, tanto a nivel preventivo, curativo como de rehabilitación ya que solo así se podrá realizar el cálculo de necesidades de personal acorde a los objetivos de la Institución y las necesidades y demandas de la madre, el niño y la familia.

El trabajo de investigación finaliza con un capítulo sobre sugerencias y recomendaciones de cómo abordar los problemas desde la perspectiva del autor. La mayoría de las sugerencias se hallan referidas a las funciones del personal de salud, ya que desde las Instituciones estudiadas, no se pueden tomar decisiones políticas de alto nivel (como son por ejemplo: suprimir la Ley de Emergencia Sanitaria), porque ellas corresponden al nivel político Ministerial y al Gobierno de la Provincia de Córdoba.

 


Maestría en Salud Materno Infantil. Web: http://master.fcm.unc.edu.ar
E-mail: maestria_smi@fcm.unc.edu.ar